Gestión de Crisis

 


 

En los últimos 15 años, he dirigido la comunicación, asuntos públicos y corporativos para lograr la prosperidad y el éxito de empresas e instituciones, y en la solución de problemas de alto riesgo reputacional y de imagen, tales como crisis mediáticas, desacuerdos laborales, legales, incidentes ambientales, accidentes operacionales, asuntos comunitarios y proyectos de inversión.
En las corporaciones más importantes del país, he logrado concesos de equipo para resolver en la toma de decisiones acertadas en momentos críticos e imprevistos. Distinto a un gurú, creo en el análisis, la planificación y ejecución basada en datos, en la anticipación y en el cálculo de logros con sustentos objetivos. La comunicación debe tener un propósito claro y medible. Trabajar en sostenibilidad y continuidad de tu actividad. En blindar una reputación sólida, si ya la tienes o a trabajar en tus oportunidades de mejora para que sea un buen complemento de sostenibilidad y lubrique tu estrategia de negocio. Que se anticipe a los problemas con mayores posibilidades de superar la competencia y resistir las crisis que eventualmente surgirán y que no está en manos de nadie decidir cuándo y cómo terminan.